MEX. Tel. (867) 713 77 75 -- USA Tel. (956) 712 89 79
La Secretaría de Economía (SE) señaló este sábado que la decisión de la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP) en Estados Unidos de detener en todos los puertos los embarques de tomates sospechosos del uso de trabajo forzado “no se desarrolla al amparo del T-MEC”.

“Aunque este proceso no se desarrolla al amparo del T-MEC, el Tratado prevé disposiciones de cooperación para la identificación y movimiento de mercancías producidas con trabajo forzoso. Por lo anterior, estaremos pendientes y en constante contacto con la CBP”, informó la SE mediante un comunicado.

Ayer, los tomates procedentes de las firmas Agropecuarios Tom y Hortícola Tom y sus subsidiarias fueron detenidos.

La CBP indicó en un comunicado que identificó al menos cinco de los indicadores de trabajo forzado de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) durante su investigación, incluido el abuso de vulnerabilidad, el engaño, la retención de salarios, la servidumbre por deudas y condiciones de vida y de trabajo abusivas.

Al respecto, la Secretaría de Economía aseguró que mantendrá su compromiso de combatir el trabajo forzoso al amparo del T-MEC, y que respetará las decisiones y los procesos de legislaciones nacionales de Estados Unidos.

Las leyes federales de Estados Unidos prohíben la importación de mercancías producidas, total o parcialmente, por trabajo de convictos, trabajo forzado o trabajo no remunerado, incluido el trabajo infantil forzado o no remunerado.

“Las empresas afectadas tienen la posibilidad de recurrir a un mecanismo de revisión del caso ante las autoridades estadounidenses”, señaló la SE en su comunicado.

Te puede interesar: Exportaciones de aguacate de enero a mayo registran ingreso récord de mil 321 mdd, reporta Agricultura.

Troy Miller, comisionado interino de CBP, aseguró que “el Acuerdo entre Estados Unidos, México y Canadá estableció un marco sólido para que la CBP trabaje en estrecha colaboración con nuestras contrapartes mexicanas y canadienses”.

“Confiamos en que los cimientos que hemos construido con nuestros socios mexicanos permitirán una respuesta colaborativa y multilateral a las acciones de aplicación del trabajo forzado dentro de las cadenas de suministro de América del Norte”, añadió.

Fuente: claa.org.mx