MEX. Tel. (867) 713 77 75 -- USA Tel. (956) 712 89 79

La crisis del Covid-19 fue menos agresiva en términos del comercio mundial respecto de la observada en el 2009.

El volumen del comercio mundial de productos registró una caída de 5.3% en 2020, su peor resultado en 11 años, informó la Oficina de Análisis de Política Económica (CPB, por su sigla en inglés) de los Países Bajos.

A corto plazo, el dato se compara con un crecimiento de 3.5% en 2018 y un descenso de 0.4% en 2019.

En una retrospectiva más amplia, la caída del comercio mundial del año pasado fue menor a la que se enfrentó en 2009, de -12.8%, en plena la crisis financiera internacional.

El comercio mundial ya se estaba ralentizando antes de la pandemia y experimentó una fuerte caída en el primer semestre de 2020, cuando los efectos humanos, sociales y económicos de la pandemia se hicieron sentir con más dureza.

En cuanto a las exportaciones, a tasas interanuales, hubo caídas en la Zona Euro (-8.7%), Estados Unidos (-10.6%). Japón (-7.7%) y América Latina (-3.8 por ciento).

También en sentido contrario, en las importaciones, se tuvieron resultados negativos en la Zona Euro (-8.2%), Estados Unidos (-4.1), Japón (-6.4%) y América Latina (11.4 por ciento)

Durante 2020, en el contexto de la pandemia, el comercio internacional estuvo afectado por cierres de plantas productivas, disrupciones en las cadenas logísticas, una crisis en el sector aéreo y caída generalizada de las economías, entre otros factores.

Sin embargo, aun así, China logró incrementar tanto sus exportaciones (2.6%), como sus importaciones (3.4%) en 2020, también medidas en volumen y a tasas anuales.

De 2010 a 2018, el volumen del comercio mundial de mercancías creció seguidamente, fluctuando entre 1.4 y 13.9 por ciento.

Las cifras de la CPB muestran una recuperación reciente. Con un aumento de 0.6% en diciembre de 2020 (respecto a noviembre), el comercio mundial supera el nivel de principios de 2020.

El crecimiento en diciembre estuvo apoyado principalmente por las exportaciones de economías avanzadas, destacando Estados Unidos con un 3.3%, así como por las importaciones de economías emergentes.

Llama la atención que China haya importado menos (-2.0%) y exportado también menos (-2.1%) en diciembre, lo que no ha ocurrido en mucho tiempo.

La fuerte caída del comercio afectó a países de todas las regiones y todos los niveles de desarrollo, aunque algunos se vieron más afectados que otros. En Asia, en particular, el comercio cayó menos que en otras regiones.

Esto puede explicarse en parte por las políticas fiscales proactivas adoptadas en otras regiones, que han permitido a los consumidores mantener un nivel de consumo relativamente alto durante la crisis.

Asimismo, esto tendería a estimular las exportaciones de las economías asiáticas, ya que se trata de importantes productores de bienes cuya demanda siguió siendo fuerte durante la pandemia, como los productos electrónicos y los suministros médicos.

El comercio de productos agropecuarios se mantuvo estable debido, en parte, a que los alimentos son una necesidad, mientras que la demanda de combustible disminuyó debido a las restricciones a los viajes.

Fuente: eleconomista.com.mx