MEX. Tel. (867) 713 77 75 -- USA Tel. (956) 712 89 79

México enfrenta una nueva realidad derivada no sólo de la pandemia por COVID-19, sino por la entrada en vigor del Tratado entre México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC) y porque el vecino del norte tendrá elecciones presidenciales, aunado a que de septiembre a diciembre se realiza intercambio comercial en la peak season, la cual genera mayor demanda de transporte.

No obstante, el intercambio comercial intermodal (contenedores en ferrocarril) entre México y Norteamérica tiene que afrontar un factor que ha estado arrastrando desde hace años: el desbalance de contenedores, que se está incrementando no sólo por la disminución de importación de Norteamérica a México como resultado de la pandemia, sino por la recuperación de mercado que se está dando a nivel global.

“No hay equipo disponible para arrendar en Asia por el cierre de empresas de manufactura de contenedores y otras industrias que detuvieron operaciones y por ende intercambio comercial, por lo que hay que tomar el equipo de Norteamérica vacío o con carga y movilizarlo a Asia, causando aún más complicaciones en el balance”, narra René Etcharren, director general de ITS ConGlobal.

El intermodal ferroviario es la principal opción para afrontar este reto, ya que “le da una buena base al intercambio sobre todo de la región T-MEC, además te da la posibilidad de buscar el equilibrio en ese desbalance de equipo de importación y exportación que hay entre México y la región y que asciende a 65% exportación, 35% importación”, estima Eduardo Asperó Zanella, vicepresidente para México de Hub Group.

Fuente: t21.com.mx