MEX. Tel. (867) 713 77 75 -- USA Tel. (956) 712 89 79
A raíz de la aparición y propagación del nuevo coronavirus, el mundo se dividió en tres tipos de países: los que aplicaron restricciones contundentes sobre sus fronteras, los que lo hicieron parcialmente y, por último, los que continuaron con los accesos abiertos.

De estos últimos sólo se cuentan tres (Afganistán, Brasil y México) y el resto se divide en las otras dos clasificaciones, según se observa en un mapa de la Asociación Internacional de Transporte Aéreo (IATA por sus siglas en inglés), donde revela las regulaciones de viajes inducidas por COVID-19, actualizado al 25 de agosto pasado.

Este mismo mapa lo toma como referencia la Organización Mundial del Comercio (OMC) en un informe donde analiza cómo las restricciones a la movilidad transfronteriza relacionadas con COVID-19 están afectando al comercio mundial.

El freno hacia la movilidad humana transfronteriza, factor clave del comercio de mercancías y servicios, ha provocado que el intercambio internacional de bienes sea más lento, más caro e incierto: el impacto se ha visto expresado en los servicios de transporte y en los sobrecostos de información y las transacciones mismas.

“Han afectado la operación de las cadenas de valor”, remarcó la OMC en su informe.

En cuanto a los servicios de transporte, la afectación se ha visto reflejada en la aplicación de cuarentenas para las tripulaciones marítimas y aéreas, lo que a su vez ha generado congestiones y retrasos en el transporte de mercancías transfronterizas.

“Estas dificultades están provocando pérdidas importantes, especialmente en términos de productos de temporada y para mico, pequeñas y medianas empresas”, aseguró el organismo multilateral.

En las fronteras de África Oriental, por ejemplo, las pruebas de coronavirus que se aplican a los conductores de camiones han llevado a enfrentar dificultades en el transporte de mercancías. Ante esto, la Comunidad de África Oriental (EAC por sus siglas en inglés) ha introducido un sistema de seguimiento electrónico para los conductores, con el fin de ayudar a mitigar la interrupción de los servicios nacionales, regionales y sistemas de cadena de suministro global que sirven a la región.

Fuente: t21